12.3.09

El fin... dónde está????????

El fin de algo puede ser igual a finalidad y finalidad igual a ¿por qué se hace algo?

En otros casos es el término, remate o consumación de algo, el límite, el objeto (¿herramienta?) con que se ejecuta algo.

Fin, seguido de fiesta, es el final metafórico “a toda orquesta”, notable (que no viene al caso) de una conversación, asunto o qué se yo.

Tal vez, fin sea una obra corta con la que se termina un espectáculo, aunque no sea teatral, puesto que espectáculo es cosa que se ofrece a la vista o a la contemplación intelectual y es capaz de atraer la atención y mover el ánimo infundiéndole deleite, asombro, dolor u otros afectos más o menos vivos o nobles (o con menos lustre, o preclaro...).

La palabreja en cuestión puede estar en compañía de semana, es cuando uno puede sentir el placer del descanso, si tiene semana calendaria, para otros es un garrón porque tiene que ir a trabajar justo cuando todos están de parranda.

Y si se trata del fin último, como redundante la expresión, pues detrás de lo último no hay otro y el fin es como que no hay nada más. Pero juntas las dos palabrejas son = a intención de lo que se quiere conseguir…

Y con esto de jugar con los posibles significados y combinaciones de fin, escribí, hace un tiempo en el blog, y puse al final del texto la palabra FIN. Supongo que inconscientemente tenía todo mezclado. Recuerdo en estos momentos estar parada mirando la Bahía Lapataia y me preguntaba sobre el final de una ruta, hundiéndose en el mar, ya que blog puede ser el relato de un viaje hundiéndose en el mar cibernético.

Y está aquello de que el que escribe existe porque hay alguien que lee, ya escribí sobre eso del fin de la existencia de un escribiente, pero…me pregunto por los que leen y sé que hay alguno que lee en España, Venezuela, Suiza, México, Colombia, Chile, en mi Choele, en Río Negro… eso dice el contador cuando lo miro. ¿Cuál es su fin al leer? No lo sé, no dejan comentario.

¿Cuál es el fin de escribir todo esto? No lo sé, un juego de palabras, de panebras, de conebras, de conejas, conejitos y conejotes saliendo de alguna galera. Un delirante relato para decir ¿Quién está allí? ¿Hay alguien allí? (Allí ¿qué es allí? ¿Dónde?)

2 Comments:

Anonymous Monica said...

Hola Amalia!! Yo estoy aca, porque me gusta leerte, y si no hago comentarios es para no ofenderte, no porque no estoy de acuerdo con lo qeu dicís, sino porque a mi no me sale expresarlo tan bien como a vos. Sin embargo, a veces pienso que debería escribir algo, al menos un hola, para no quedar como que miré a escondidas, pero después me cuelgo, y no escribo, o peor, escribo, releo lo que escribí, y lo borro (prometo no hacer lo mismo con este texto). Eso si, cuando escribo escribo largo, como para recuperar el tiempo perdido. ;-)
Un beso grande, y por favor, seguí escribiendo, para vos y para estos "imbéciles" que te leemos y no nos animamos a contestar (que identificada me sentí con el post "hay gente que..."!!!!)

16 marzo, 2009 18:27  
Blogger Amy said...

Hola! Moni ¿cómo están? Espero que bien, disfrutando del inviernito europeo.
Ningún comentario ofende, pues es libre expresión. He aprendido que uno escribe o dice y el receptor puede entender otra cosa. El intercambio enriquece, uno puede responder "¿Eso dije? No fue mi intención." En otros casos nos damos cuenta que el inconsciente funciona desnudando nuestros más oscuros sentimientos.
Cariños

17 marzo, 2009 18:10  

Publicar un comentario

<< Home