13.3.08

Cuidado con las quejas…

Hace unos días me quejaba de la pérdida de dos horas de trabajo y del la falta de aumento en el sueldo…

Un par de días después me ofrecieron una suplencia que multiplicaba varias veces las horas perdidas…

Días después estábamos con miedo por temor a la pérdida de trabajo de uno de nuestros hijos políticos, la frustración de unas de mis hijas de cambiar de trabajo en ese mensajito en crudo “no me tomaron por sorda.” Una llamada telefónica al toque, del otro lado se adivinaba el llanto.

Hace unas horas leí el blog de mi Tota, adiviné que algo había pasado, tenía que ser duro por lo que había escrito, el mal rato, su panza dura por enojo con alguien que pasó la línea de pretender como propio más allá de lo heredado. Imposible decirle a ella “no te metas” cuando en el medio está el afecto por la persona atacada. Es tal vez un defecto o una virtud traspasada genéticamente. No poder quedarnos con la boca cerrada frente a lo que consideramos una injusticia. Y sí, ella quiere a esa abuela, como propia.

Y un ratito después, de tratar de contener a mi hija más pequeña y futura mamá, vino otro cachetazo a raíz de problemas con el trabajo de otro de mis hijos políticos…

Ahícito nomás el rostro de Lili, la mamá de Julia y Mariano, estaba frente a mí y me recordaba con dolor Nunca digas ¿qué más puede pasarnos? Siempre se puede estar peor.

Y ella lo sabía bien, después de la pérdida del negocio, del trabajo y de otros problemas, dijo esa frase y días después sus dos únicos hijos fueron atropellados, por un joven irresponsable.

Este año se cumplen diez años de la muerte de Julia y Mariano. Me acordé de mis quejas, de mi incapacidad de saborear los mínimos detalles cuando las tormentas se avecinan.

Supongo que después de este tiempo, habrá calma.

Es cierto, no hay mal que dure 100 años. No voy a vivir para computarlos.

2 Comments:

Blogger TOTA said...

Repito
"Esos días…

Esos momentos de esos días,

que parecen días,

que sabes cuando empieza

pero nunca cuando terminan."

Yo tambien me estaba quejando por otras cosas y por supuesto mi pregunta idiota "¿por que a mi?", obviamente no llegaban a los talones a lo ocurrido el miercoles a la noche.
Ahora, para, ¿cuales hijos politicos? No creo que sea ni tato ni eze... no me enteré de nada o no me acuerdo ¿que paso?
A veces uno se queda con lo que pasó y se olvida que le puede estar pasando algo a una persona familiar o cercana.
Te quiero, los quieros a vos y puapua, a mi hermanas y cuñados y mi sobrino Nikito. =)

15 marzo, 2008 08:55  
Anonymous Smartphone said...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Smartphone, I hope you enjoy. The address is http://smartphone-brasil.blogspot.com. A hug.

16 marzo, 2008 14:54  

Publicar un comentario

<< Home