30.11.07

Un cuento que se repite

Los que me conocen me habrán escuchado más de una vez despotricar contra mi profesión, contra los padres que vienen a increparme, los directivos que me exigen y alumnos molestosos. Sin ir más lejos este año escribí más de un post cargado de lamentos y bronca + el deseo de jubilarme ¡YA!

Y llegando a esta etapa del año, como un cuento que se repite desde hace casi 30 años, me suelo encontrar con algunas manifestaciones de afecto, de reconocimiento, muchos abrazos, algunas palabras que me reblandecen y vuelvo a creer que todavía puedo suponer que hago algo desde mi lugar.

Recibí el siguiente mail:

gracias Carioli... jajaja, quizás pudo haber estado mejor [1] xq solo lo hice para aprobar... y no creo q lea ese material próximamente pero valoro tu intención d enseñarme o por lo menos intentarlo... jajaja. y quien sabe quizás algún día me haga falta...

pero mas allá de eso quiero decirte q además d todo lo q el ultimo año de secundaria implica para una persona tan tontita d solo 18 años.. fue un gusto haberte tenido como profesora... en serio... y hay cosas q quedan marcadas x mucho tiempo...aunque no lo creas! jajaj valora esto! me cuesta mucho decirlo!!

Nos vemos esta noche... espero!

Sos mi actriz preferida. ¡Sabelo!

PD: jjaja me voy a odiar toda mi vida x decirte estas cosas y probablemente agrandarte el ego...jajaj me agarraste en un momento d debilidad...

Caro (*)

[1] Un informe que les pedí sobre la labor realizada en el año, de acuerdo con pautas teóricas vistas en clase.

(*) Una de esas alumnitas que hizo bastante para que me enojara, pero a ella no le di el gusto de una rabieta; terminó por enojarse ella y luego nos hicimos amigas. A Caro le cuesta ser demostrativa, leyó el discurso de despedida y lloró más que Magdalena.

------------

Después del acto fui a saludar a una mamá de un niño terrible que egresa este año. Me siento más que tranquila de haberle dado una mano al “grandote”, su mamá está muy enferma.

Me enteré allí que se quejó mucho de mí, pero al final no había otra como yo. Delante de una de las autoridades me agradeció y habló bien del trabajo de los “educadores” (Porque según sus palabras somos más que profesores, “educadores”.

------------

Un par de papás me contaron que habían aprendido junto con sus hijos algo de “antimarketing”.

-----------

Y de aquí y allá, hace 30 años que me viene pasando más o menos lo mismo. Entonces ¿por qué algunas veces me engrano sin sentido? Después de todo, lo único que gano es perjudicar mi salud.

De todos modos, aún después de este resultado, sigo pensando en que está bien que vaya pensando en jubilarme.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Loca xq (el mundo me hizo a)sí said...

lo que pasa es que es jodido que te bardeen todo el año y recién los últimos días te agradezcan que, además de no matarlos, les enseñaste.


adolescentes... y sus padres también

01 diciembre, 2007 12:30  
Anonymous Anónimo said...

Las sorpresas de la vida! quien te iba a decir que aluna vez me iba a encontrar dejando un comentario en el blog de Amalia Carioli.
Me parece familiar esto que estas contado je!
Y bueno todos en algún momento nos vamos a terminar jubilando, pero date por satisfecha que lo que venís haciendo te sale bastante bien eh!, te lo dice una de “ellos”
Ah! Con respecto a unas fotos del sur que pusiste de unas vacaciones tuyas…. ¿Existe algo mas hermoso que eso?, yo todavía no lo encuentro.
Un Beso
Flor

28 diciembre, 2007 16:27  

Publicar un comentario

<< Home