25.11.07

Estupidez humana

El viernes me regalaron la siguiente frase (me dijeron que pertenece a Einstein)

Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro.

La cuestión es (como en todo el lenguaje) definir el terreno entre el adjetivo o el sustantivo. ¿Se trata de la calidad de estúpido de alguien o de estupidez = resultado del accionar del estúpido?

Etimológicamente estupidez derivaría de estúpido (y no estoy tan segura) que a su vez vendría de stupeo --> stúpidus = a aturdido, cortado, pasmado, mudo de emoción o admiración. Tonto, necio o insensato. (Tiene la misma raíz que estupefacto, pero supongo que los que emiten o reciben esta palabra no le dan el mismo valor negativo que a estupidez).

Así, entre el significado de antes y de hoy vamos estúpidamente transitando la vida. En cualquier momento nos quedamos pasmados ante lo que vemos, lo que sentimos o lo que nos ocurre o por todas las cosas estúpidas que hacemos. Muchas veces quienes nos rodean contribuyen con ello y me pregunto si mi quedarme pasmada se debe a lo ocurrido o a la cautela de guardar silencio para no abrir mi boca y que salgan todos los males como si fuera una caja de Pandora (cosa más que estúpida ¿no?).

Hay personas que, sin embargo, no se cuidan y estúpidamente cavan una zanja que separa, trazan una línea entre unos y otros. Unos se quedan de un lado, otros se plantan en el lado opuesto y comienzan a levantar un muro. Tal vez sea una barrera de silencio, tal vez de actos, de hechos, de gestos muy elocuentes, otros la profundizan con epítetos sobre las cualidades del adversario.

Entre los que estamos de un lado y del otro se tejen las lecturas de cada uno sobre quien tiene la razón, unos dicen de la “rigidez” sin sentido del otro, el otro repite algo parecido. Tal vez, sólo tal vez “alguno” reflexione sobre lo que es rigidez e intente dar un paso, se fije en que hay niños, en que hay cuestiones de hoy que dejan huellas para siempre en las personas (en el cuerpo o en el alma), en lo más pequeño o en el universo entero, pero siento que debe ser cierto: la estupidez humana no tiene límites y como todo ignorante y que no sabe lo que podía o debía saber, imprudente o falto de razón, terco y porfiado en lo que hace o dice siga cometiendo actos o hechos estúpidos sin tener en cuenta a su (o mi) prójimo.

2 Comments:

Blogger S William II said...

Las discusiones terminan, generalmente, en querer imponer nuestra razón por sobre la del otro. Nuestro orgullo, nuestro ego, no nos permiten "perder" y acudimos a nuestro arsenal de chicanas, descalificaciones y hasta "prepoteadas" hacia la otra parte para no ceder terreno; mucho menos si estamos con público alrededor.
La clave, creo yo, está en la palabra "empatía".

27 noviembre, 2007 19:32  
Blogger Amalia Carioli said...

Sir, pasa que no somos escépticos en el buen sentido de la palabra. Los escépticos suspenden su punto de vista y abren su mente antes de tomar partido. Me explicó un profe que si alguien dice que es escéptico respecto de los resultados de algo, está mal empleada la palabra, porque ya se está poniendo del lado de no creer. Un escéptico no afirma ni niega.

27 noviembre, 2007 22:39  

Publicar un comentario

<< Home