16.5.07

¿Violencia espontánea?

Con Víctor nos despertamos con las noticias de la radio, entonces empezamos a hablar sobre la violencia en Constitución ( y viendo esto escrito da pa’ analogía con la Constitución, pero no voy a tratar de ser breve, los post son muy largos)

Víctor decía que no era la gente que viaja. Yo que sí, que la gente que viaja se hartó, después se sumaron otros, fijate que había gente que se le fue al humo a los periodistas, les dijeron "no digan que esto es armado, estamos hartos". La violencia silenciosa, subliminal y las etc. de la que son víctimas muchas personas se manifiesta ante la primera chispa. Parecían hinchas de fútbol –aclaró él. ¿Cuántas veces te digo que el fútbol es una excusa de algo más profundo? agregué yo. En la cancha aparece como descolgado, pero no es gratuito, es algo que se percibe atravesándonos por todos lados y que no me vengan con que lo arman en contra del gobierno. No sé si el gobierno no colabora para distraer las cosas del caso Skanska o algo peor –acoté yo.

Finalmente dije: Pensá en un bosque que padece sequía, el suelo está cubierto de hojas y pasto secos… Cualquier chispa ¿no es peligro de incendio? Hay que viajar peor que las vacas para sentir como te van tratando. Yo viajé mucho en tren, ahora es peor. Además, te enterás que subvencionan los trenes y nadie controla, somos peor que Alí Babá y los 40 ...

Él no está convencido de mi explicación.

Yo recordé las chacras en la colonia del Colorado (antes del 2001), los árboles apestados, sin podar, el pasto alto, la fruta raquítica, abandono, tristeza en la cara de mucha gente. Se podían dar muchas explicaciones, pero ¿qué hubiera pasado de seguir así?

Cuando escucho las declaraciones de los “F” me digo “estos no están en un termo, estos saben muy bien lo que están haciendo, son prepotentes, soberbios, provocan a la gente. Ahora resulta que uno de los involucrados en la agresión a la hermana del presidente está procesado. ¿Para quién trabaja ese “señor”? En fin! Por hoy tengo algo mejor en que pensar.

2 Comments:

Blogger Sir W 2 o Software2 said...

Amalia: Yo vivo en Quilmes y viajé en tren durante diez años. Se lo sintetizo: La gente se cansa. La tolerancia se evapora y deja paso al "día de furia" que todos deberíamos tener alguna vez contra un sistema monstruoso que lo único que hace es tratarnos de idiotas y llenarse los bolsillos, paradójicamente, con nuestra plata (subsidios+pasajes).
Los dueños del monstruo (y sus amigos) se van a dar cuenta alguna vez (y no incito a la violencia) que esas cosas que meten a presión en esas latas con ventanas son personas. Ojalá que no haga falta una desgracia para lograrlo.

16 mayo, 2007 14:43  
Blogger Amalia Carioli said...

Recuerdo que una vez viajé en un vagón donde el vidrio combado, que cubría las lamparitas de la luz, estaba lleno de agua y con bichitos. En otro, las ventanas no tenían vidrios, en otros no había luz. La gente que viajaba apretujada, hacía lo que que podía o quería.

16 mayo, 2007 23:21  

Publicar un comentario

<< Home