22.4.07

Una peli para ver

La antena (2007) Dirección: Esteban Sapir
Fecha de Estreno: 19/04/2007

En esos días en que la rutina me saca de quicio encontré una soga que me sacara de ella, mi hija Pauli me invitó al cine. Fui a ver La antena. En esas cosas que tiene la vida, uno se enreda en lo que ve de acuerdo con su universo simbólico. El director se llama Sapir. Entonces, pensé de inmediato en reflexiones sobre el lenguaje. Así, tipo manualcito de lingüística recordé la hipótesis de Sapir y alguien más. Ellos sostuvieron que existe una cierta relación entre las categorías gramaticales del lenguaje que una persona habla y la forma en que la persona entiende el mundo y se comporta dentro de él. Es decir, la lengua determina fuertemente el pensamiento del hablante. Quizás, en unos más que en otros. Uno memoriza la realidad, da significados, configura representaciones a partir de la lengua, aún cuando puedan existir variantes estadísticas, cada uno puede simbolizar con variantes según Jung, pero hay una estructura compartida, no es lo mismo "ser en la revolución que estar en la revolución" (Bendetti).

La Antena: relato fantástico ambientado en un mundo parecido al nuestro o no, en blanco y negro, con ausencia de voces, con una fuerte alegoría. Con música, es sonora, pero no hay “voces” personalizadas, salvo dos. La comunicación puesta en cuestión ¿es sólo la lengua lo que comunica? ¿No hay otros lenguajes? Importancia dada a la palabra.
Alguien se ha robado las voces. Eso está vinculado con la TV, un golpe definitivo puede llegar a través una máquina, el canto de la sirena ¿tal vez? La revalorización y re-elaboración de los mitos. Un Mr. Hyde al servicio de un déspota (¿o me pareció a mí?) un homenaje al cine expresionista, quien gusta del cine recordará más de una imagen. Es una película para ver…

2 Comments:

Blogger Loca xq (el mundo me hizo a)sí said...

"Nos robaron las voces, pero tenemos las palabras"

Esa frase me matóóóóóóó

23 abril, 2007 12:04  
Blogger Amalia Carioli said...

Si seguimos con lo que planteaba el otro Sapir, si nos roban las voces no nos dejan decir, si nos roban las palabras ¿nos dejan sin pensamiento? Para esto Orwel hacía un buen planteo.

23 abril, 2007 19:28  

Publicar un comentario

<< Home