2.4.07

Nico volvió de sus vacaciones

Nicolás está de vuelta en casa. Además de sentir su ausencia tenía un poco de miedito.
Resulta que a los papis de Nicolás les gusta andar trepando por la montaña. Cuando me enteré que iban al Frey, zona detrás del Catedral en Bariloche, aún cuando iban acompañados por Pauli y Dani, sentí la ANGUSTIA DE ABUELA TONTA. Después de ver las fotos ¿la verdad? No eran caminitos para andar llevando a mi nieto. Pero como siempre digo, la angustia es solo mía, nada voy a hacer con sentirla, enroscarla y abrazarla. Mi pensamiento no es mágico, no evita ni fuerza lo que ocurre u ocurrirá.
Metafóricamente o no, entre el cerebro y el corazón la distancia me resulta inconmesurable. (Lo peor es que también sé ni siquiera la distancia es entre corazón y cerebro, es en dos zonas del cerebro). Decía que entre razonamientos y sentimientos las distancias se me confunden, tanto para sufrir viendo fotos como para quedarme tiesa cuando Nicolás, después de observar nuestras sonrisas, monigotadas, besos y demás nos miró, primero, serio y luego con una sonrisa nos dijo ¡Hola! Víctor y yo sentimos que su voz era la de un nene más grande.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Loca xq (el mundo me hizo a)sí said...

y no pusiste ni una sola foto, che, "ela"!

16 abril, 2007 09:38  
Blogger Amalia Carioli said...

Pauli: primero no tengo fotos del viaje, 2º me tenés que enseñar cómo se hace ahora para subir fotos. Resulta que intenté hacerlo como lo hacía antes y no pude.

16 abril, 2007 10:18  

Publicar un comentario

<< Home