23.2.07

La Torre de Babel

(agregado para interrelacionar con lo que escribí sobre el film Babel, no me fijé si se puede encontrar alguna relación con la Biblioteca de Babel de Borges, como un ejercicio saludable para mis neuronas voy a releer el cuento. Placer de la lectura, que le dicen.)
----
Todo el mundo era de un mismo lenguaje e idénticas palabras. Al desplazarse la humanidad desde oriente hallaron una vega en el país de Senaar y allí se establecieron. Entonces se dijeron el uno al otro: “Ea, vamos a fabricar ladrillos y a cocerlos al fuego” Así el ladrillo les servía de piedra y el betún de argamasa. Después dijeron: “Ea, vamos a edificarnos una ciudad y una torre con la cúspide en los cielos, y hagámonos famosos, por si nos desperdigamos por toda la haz de la tierra.”
Bajó Yahveh a ver la ciudad y la torre que habían edificado los humanos, y dijo Yahve: “He aquí que todos son un solo pueblo con un mismo lenguaje, y este es el comienzo de su obra. Ahora nada cuanto se proponga les será imposible. Ea, pues, bajemos, y una vez alí confundamos su lenguaje, de modo que no entiendan cada cual el de su prójimo.” Y desde aquel punto los desperdigó Yahveh por toda la haz de la tierra, y dejaron de edificar la ciudad. Por eso se llamó Babel; porque allí embrolló Yahveh el lenguaje de todo el mundo, y desde allí los desperdigó Yahveh por toda la haz de la tierra.
[1]

Transcripción del Génesis 11 pág. 24

De Biblia de Jerusalén Ed. Española Desclée de Brouwer, SA. Bilbao 1975
(aclaro la fuente porque hay variantes en las traducciones, a veces, una palabra trae una interpretación diferente. Antes de este cap. está el que nombra las 12 tribus y que cada uno tiene su lengua.)
[1] Este relato yahvista da una explicación distinta de la diversidad de los pueblos y de las lenguas. Es el castigo de un pecado colectivo que, como el de los primeros padres, es también un pecado de orgullo. La unión sólo quedará restaurada en Cristo salvador: milagro de las lenguas en Pentecostés. Hch. 2 5-12, asamblea de las naciones en el cielo, Ap 7 9-10
La tradición ha quedado unida a las ruinas de esas elevadas torres con pisos que se construían en Mesopotamia como símbolo de la montaña sagrada y altar de la dividinidad. Los constructores habrían buscado un medio para hallar a su dios. Pero el yahvista ve en ello la empresa de un orgullo insensato. Este tema de la torre se combina con el de la ciudad: es una condena de la civilización urbana.
Babel se explica por bll (blbl) “embrollo”. El nombre de Babilonia significa en realidad “puerta de Dios".

1 Comments:

Blogger FRAC said...

Que pena vivir eternamente bajo la losa del castigo, pendientes de las culpabilidades de unos y otros, pejudicados por todo tipo de orgullos, y condenados a sufrir por activa y por pasiva.

Estaría bien el ejercicio de relacionar el cuento de Borges con las ideas de los últimos posts. Me has dejado con ganas de leer tus conclusiones.

Chau, Amalia
.

28 febrero, 2007 06:47  

Publicar un comentario

<< Home