28.4.06

Papeleras

Papeleras sí. Papeleras no. ¿Papeleras? ¡Sí! ¿Papeleras? ¡No! Que es una, que son dos, que son tres, que son cuatro, cinco, seis…¡SIETE! Sí, según escuché a un periodista uruguayo las papeleras van a ser siete. Número clave que indica ciclo, período, orden completo. Siete días son los de las semana, siete días tardó Dios para la creación del mundo, siete son los pecados capitales…
¿Me pregunto que dirá Eduardo Galeano sobre las papeleras en la vecina Uruguay?
Aunque no soy amante del poema Martín Fierro hay unos versos que dicen
“Los hermanos sean unidos,
porque ésa es la ley primera;
tengan unión verdadera
en cualquier tiempo que sea,
porque si entre ellos pelean
los devoran los de ajuera.”

Los uruguayos dicen que los argentinos impiden su desarrollo, los argentinos que las papeleras traen la contaminación.
Me gustaría tener a mano Las venas abierta de América Latina de E. Galeano. Revisar la historia que pinta de peleas entre nosotros en función de los de afuera.
Argentina unida a otros países y una guerra servil a intereses extranjeros contra Paraguay.
Paraguay versus Bolivia, una guerra con olor a petróleo. Chile y Bolivia problemas de salida al mar. Perú y Ecuador, Argentina en el medio con venta de armas…
Acuerdos y traiciones, Malvinas de por medio. Chile nos da la espalda. El tratado internacional de defensa americana es papel higiénico en manos de nuestros “amiguitos del norte”.
Y ahora…Ahora que parecía que respirábamos otros aires empezamos con las papeleras.
Me pueden decir que no soy objetiva, es cierto. Soy un sujeto y es imposible que lo sea. Pero me gustaría que revisáramos nuestra historia de soluciones para ahora con hipotecas a largo plazo que nos han dejado en el estado en que estamos.
Es cierto que el hombre contamina siempre, es imposible que deje de contaminar. Creo que por el solo hecho de existir está agrediendo al mundo que lo rodea. Todos los días miro con horror la cantidad de papeles, papelitos, bolsas, bolsitas, envases que tiramos al pedo. ¡SÍ! Al pedo. Cuando reviso las “necesidades” que me dicen que satisfago reflexiono sobre la cantidad de cosas que consumo y estoy segura, segurísima, que el 80% es totalmente prescindible.
Vi un cuadro de Totonio en Bahía, la mitad era la naturaleza libre de contaminación la otra mitad era el avance de la devastación de la selva consecuencia del nuevo orden.
En América Latina nos pasamos aceptando soluciones a corto plazo para “vencer” la pobreza y no hacemos más que agravarla.
Me pregunto que agua vamos a tomar cuando los ríos estén contaminados, que árbol va a ser nuestro pulmón cuando hayamos talado el último, que aire vamos a respirar.
Los argentinos no somos un dechado de virtudes, en el sur las cías mineras están haciendo de las suyas. Las reservas acuíferas se venden al mejor postor. Las tierras la tienen otros… algo así como las vaquitas se convierten en ajenas solo somos dueños de nuestras penas.
Empecé mencionando los pecados capitales y en este entredicho de dos países que podrían comportarse como buenos hermanos no falta ninguno: hay soberbia de nuestros gobernantes por el deseo de alto honor y gloria, falta la humildad y deseo de acordar,
No falta la avaricia pretendiendo acaparar riquezas, falta la generosidad del reconocimiento de errores.
Hay lujuria en el exceso de palabras de dos machos que parecen exhibir un deseo inacabado de ridiculizar al otro, quizás un disfraz fálico de otros deseos insatisfechos, con demostración de gula (exceso nuevamente) frente a la templanza y moderación, se manifiesta la ira por daños o dificultades y no se mira para adelante
¿Envidia? Es probable tenemos toda una historia de disfraces para este tema, que somos mejores, que ustedes son fanfarrones, que son maleducados, que son apocados…
¿Pereza? La suficiente nos falta diligencia, prontitud de ánimo para obrar bien.
Dicen que el hombre es el único ser estúpido que se tropieza dos veces con la misma piedra.
Pensaba en ¿cuántas veces obraron las empresas europeas desinteresadamente en los lugares que invirtieron? ¿Qué pasó en África? ¿Qué pasó en Asia?
Me viene a cuento el libro del Subdesarrollo de Sunkel y Paz. El desarrollo y subdesarrollo son dos caras del mismo proceso. Mientras unos países se enriquecían otros se empobrecían alimentando a los que se desarrollaban. Capitalismo transnacional que le decían…
Ahora que los pozos petroleros se agotan, que el agua es un bien preciado, que la contaminación avanza…
Parecía que podíamos formar un bloque de resistencia ¿y?
----------
Un poeta escribió:
“Los cuatro puntos cardinales son tres: el norte y el sur”
Alguien se rió y agregó:
No. El Sur… El sur no existe.

2 Comments:

Blogger Sir William II said...

La "hermandad latinoamericana" es tan subjetiva... como sujetos somos.

30 abril, 2006 06:00  
Blogger MIB said...

jooo.. el tema del mercosur.. la alianza entre hermanos sudamericanos....es muy importante... creo que en esto está la opción de presentarnos como unidad.... pero si no sabemos ni ponernos de acuerdo internamente en cada país... y cada vez que surge un temita entre hermanos las cosas se hablan de una manera tan baja... creo que no sabemos cómo plantearnos ante el mundo... parecemos incivilizados... de verdad... algo de estrategia no vendría mal....

03 mayo, 2006 20:09  

Publicar un comentario

<< Home